En estos tiempos de gran incertidumbre quizás la única certeza del Covid19 es que nuestra cotidianidad cambia vertiginosamente a diario, afectando de manera negativa en el aspecto laboral por la pérdida de millones de trabajos en todo el mundo.

En Chile, según las últimas cifras entregadas por “Comunidad Mujer” basadas en datos del Instituto Nacional de Estadísticas -INE- para el trimestre mayo-julio 2020, señala que existe un total de un millón 837 mil pérdidas de empleo, correspondiendo al 51,1% a hombres, y al 48,9% a mujeres. El 88% de las mujeres cesantes salió de la fuerza laboral, es decir, “9 de cada 10 mujeres de las que perdieron su empleo ya ni siquiera están buscando trabajo”. Cifras alarmantes y desafiantes si consideramos que ya en marzo de este año, un estudio de CFK Adimark mostraba que el 77% de los hogares monoparentales en el país son liderados por mujeres.

Podemos desalentarnos con estas cifras, pero también podemos motivarnos a seguir avanzando con la fuerza, dedicación y empuje que nos caracteriza, porque a pesar de las desigualdades de género aún existentes y en la que vamos avanzando, no podemos detenernos.

Vivimos en un mundo digital y usar Linkedin como la principal red social de profesionales es indispensable, sobre todo si consideramos que ya cuenta con más de 700 millones de usuarios en el mundo y según el reporte anual de Hootsuite para Chile Digital 2020, en el país hay 5,4 millones de usuarios, 56% son hombres y 44%, mujeres.

De manera gratuita la semana pasada, más de 150 profesionales de distintas edades nos reunimos en una “Maratón de LinkedIn para Mujeres”, destinada a conocer sus experiencias de uso de esta red y desde mi experiencia aportarles la necesidad de invertir en nuestra propia Marca Personal, para potenciar nuestras carreras; buscar trabajo; construir red de contactos; aumentar audiencia; concretar nuevas oportunidades laborales; conseguir socios comerciales; desarrollar proyectos y otros que nos permitan potenciar nuestro liderazgo profesional.

A través de técnicas de marketing al alcance de todos podemos lograrlo y para ello es necesario no desanimarnos con cifras que nos pueden paralizar, sino que es necesario sobrepasarlas, al igual que dejar nuestras autocríticas y auto exigencias, para así pasar a la acción y sacar la voz.

Invirtamos en nosotras mismas, desarrollemos nuestra Marca Personal, construyamos una cuenta perfil 2.0, aportemos contenido de valor, realicemos networking y ganemos al algoritmo de esta red. Así estaremos aportando para que nuestra participación en el mercado laboral no siga disminuyendo a niveles que nos puedan ubicar en porcentajes de décadas pasadas. ¡Vamos Mujeres, saquemos la voz en Linkedin!

Pin It on Pinterest

Share This